El producto de Embutidos de Cardeña del que os queremos hablar hoy no llega embutido en una tripa de cerdo o de vaca, sino que lo encontramos en el interior de un envase de plástico. Es la “crème de la crème” de la Morcilla de Burgos, es decir, nuestra famosa Crema de Morcilla.

No debemos hablar en singular ya que, desde la fábrica de Cardeñadijo creamos nada más y nada menos que ocho cremas diferentes, demostrando de nuevo nuestra apuesta por la innovación constante. Se trata de la Crema de Morcilla Suprema –elaborada a partir de este embutido de la casa, que incluye arroz bomba-; la Crema de Morcilla Suprema con Fondo Oscuro –con caldo de hueso de carne-; la Crema de Morcilla Suprema con Panceta Ibérica; la Crema con Morcilla de Manzana; la Crema de Morcilla con Bacalao al pil-pil; la Crema de Brandada de Bacalao; la Crema de Brandada de Salmón; y la Crema de pil-pil de Bacalao con plancton marino. Manteniendo siempre los sabores originales de la Morcilla de Burgos, estas cremas nos permiten disfrutar de una textura absolutamente diferente. Su manejo en la cocina es realmente sencillo: lo único que debéis hacer es presionar el envase para vaciar el contenido a través del dispensador. De este modo, se puede controlar la cantidad y se facilita la conservación del producto que no queramos utilizar, pues el aire no llega a penetrar en el interior.

¿Qué os parecen nuestras cremas de morcilla? Son perfectas para combinar con prácticamente cualquier plato y para eso están diseñadas aunque, si os contamos un secreto, por sí solas también están riquísimas. Recordad que los productos de Embutidos de Cardeña os están esperando en su tienda online ¿A qué esperáis para echarles un vistazo?